Barbacoas: propuestas Klarstein

No es solo el inconfundible aroma de las brasas lo que hace de la barbacoa una experiencia única, sino también la compañía y el entorno del momento, sin olvidar que asar a la barbacoa es una de las formas más saludables de preparar la comida. No solo cuando se trata de carne, sino también en el caso de pescado, queso o verduras. ¿Estás esperando la llegada de la primavera para finalmente organizar unas agradables barbacoas con tu familia o amigos? ¿Quieres comprar barbacoa y tienes dudas sobre qué tipo de barbacoa es mejor para el uso que quieres hacer de ella?

La opción más adecuada, si no quieres privarte del placer de una pequeña barbacoa incluso estando en el interior, es sin duda una barbacoas eléctrica, perfecta para usar en el balcón donde hay que minimizar las emisiones de humo y olores. Gracias a su reducido tamaño siempre podrás llevar contigo la barbacoa eléctrica, pero si prefieres las soluciones más tradicionales para organizar tu propia barbacoa en el jardín, con barbacoas de carbón y leña o gas, ¡no te preocupes! En Klarstein encontrarás una amplia gama de barbacoas online de diferentes tamaños, con o sin ruedas, equipados con interesantes accesorios y diseñados para garantizar el máximo rendimiento, sin tener que comprometer nunca el diseño y la funcionalidad de uso.

Barbacoas de carbon y leña: nuestras ofertas para los amantes de lo tradicional

La barbacoa clásica se caracteriza por la presencia de un recipiente que contiene las brasas, fabricado con materiales más o menos resistentes según se trate de un modelo de gama alta o de gama baja. Para asar a la barbacoa, los puristas prefieren el uso de leña y carbón, que gracias a su aroma dan un sabor especial a la comida. Además del carbón vegetal, que ofrece altas temperaturas, pero poco tiempo, el uso de las llamadas briquetas hechas de carbón comprimido, se ha extendido como alternativa, brindando mayor estabilidad, durabilidad y la posibilidad de reutilizar por segunda vez, siempre que no esté completamente quemado.

Los modelos de barbacoas equipadas con tapa permiten acelerar los tiempos de cocción y aprovechar al máximo el calor, pero deben encenderse con mucha antelación, porque antes de empezar a cocinar hay que esperar a que baje la llama y la madera o el carbón se conviertan en brasas: no respetar esta sencilla regla puede dañar irremediablemente el sabor de los alimentos. Sin embargo, el principal inconveniente que limita el uso de las barbacoas de carbón es la alta producción de humo y olores, especialmente cuando están encendidas: esto significa que, de hecho, solo se pueden usar en exteriores, en jardines y espacios abiertos, pero no, por ejemplo, en el balcón de la casa, ya que por lo general el reglamento de los edificios prohíbe expresamente su uso.

Barbacoa de gas: alto rendimiento y facilidad de uso

La barbacoa de gas representa la evolución de la barbacoa de carbón y es muy apreciada por su facilidad de uso. Sus principales ventajas son: la puesta en marcha inmediata y la ausencia de brasas, por tanto de cenizas a eliminar. Además, no produce humo ni olores desagradables durante el encendido, por lo que se puede instalar fácilmente incluso en el balcón de la casa, sin mayores compromisos de calidad en comparación con una barbacoa de carbón tradicional.

El funcionamiento de las barbacoas de gas es sumamente sencillo: de hecho, basta con abrir la válvula de la bombona y pulsar un botón para encender el fuego, que sale de los quemadores y se regula mediante un pomo, al igual que con un cocina. Por lo tanto, esto permite un control preciso del calor producido, que se mantiene a un nivel constante, y al ajustar la llama al nivel mínimo, también puede mantener los alimentos calientes después de la cocción.

Las barbacoas de gas pueden funcionar con un cilindro de gas, o también puede establecer una conexión permanente a la red de metano, para evitar quedarse sin gas en el mejor de los casos. Independientemente de cómo se alimenten, hay que considerar que siempre son inadecuados para un viaje fuera de la ciudad, debido a su mayor tamaño y la necesidad de llevar rejillas, cilindros y tuberías.

Barbacoa eléctrica: eficiente y discreta para asar en el balcón o dentro de casa

Ocupa poco espacio, es pequeña y funcional, solo requiere una toma de corriente y produce muy poco humo: la barbacoa eléctrica es, con diferencia, la más simple de usar, versátil, y perfectamente adecuada para uso doméstico, no solo en el balcón, sino incluso en el interior, en donde se puede combinar con una campana extractora que siempre mantiene el aire despejado. El calor en este caso se produce por una resistencia que se vuelve incandescente, y para empezar a cocinar basta con encender el interruptor, ajustar el termostato y esperar unos minutos hasta que se alcance la temperatura ideal.

Si bien representa una solución práctica y generalmente económica, se debe considerar que las barbacoas eléctricas no alteran significativamente el sabor de los alimentos: en algunos casos esto es una ventaja, pero en general el resultado final desde el punto de vista del sabor, especialmente para las carnes, no es comparable con el de una barbacoa de carbón. Aunque los modelos de última generación permiten una regulación más precisa, otro factor a considerar antes de comprar una barbacoa eléctrica es la alta absorción de energía del dispositivo, a menudo por encima de los 2000 vatios, lo que no la hace ideal para alimentos de cocción prolongada. Sin embargo, la barbacoa eléctrica implica una pequeña inversión, y como pequeño electrodoméstico es una alternativa válida a la cocción tradicional para diversos alimentos.

¿Qué barbacoa elegir?

La respuesta depende básicamente del presupuesto disponible para comprar tu barbacoa online, del resultado que quieras obtener y, sobre todo, de las condiciones del lugar donde estés asando. Al aire libre, el uso de las tradicionales barbacoas de carbón ofrece la emoción de una auténtica cocción a la brasa con resultados incomparables, pero para esto también necesitas: una logística más compleja, una cierta dosis de experiencia para gestionar el encendido y unos tiempos de preparación más largos, en los que debes mantener una temperatura ideal durante toda la cocción.

Por otra parte, las barbacoas de gas son muy sencillas de utilizar, más discretas en cuanto a emisiones de humo y olores y entre las más sencillas de limpiar tras su uso. Sin embargo, es un enfoque diferente para asar a la barbacoa y, a los ojos de los más tradicionales, no ofrecen la misma experiencia y resultado que una barbacoa de leña tradicional. Por último, la barbacoa eléctrica tiene un precio bajo, ofrece la máxima flexibilidad de uso y se transporta fácilmente, pero su rendimiento es menor y ciertamente no comparable al de los modelos de carbón o gas. Además, la superficie de la parrilla es más pequeña y limita su uso a situaciones con pocas personas y donde no es necesario cocinar mucha cantidad.

Esperamos que la información facilitada te haya sido de utilidad, y te invitamos a descubrir nuestras ofertas en barbacoas, aptas para todo tipo de ocasiones. Visita nuestras galerías de productos de Klarstein, donde encontrará una gran selección de productos.

Hacia arriba