Calefacción por infrarrojos

Los calefactores infrarrojos proporcionan una calefacción óptima, pues están diseñados para generar calor de forma inmediata y de esta forma ayudar a crear rápidamente un ambiente agradable en el hogar. Los paneles calefactores son muy populares entre los consumidores, y su uso es muy extendido en habitaciones como el baño, donde la comodidad del usuario es de considerable importancia: hay pocas cosas más incómodas o desagradables que tener que utilizar un baño con un ambiente demasiado frío por la mañana, y tampoco es demasiado agradable esperar mucho tiempo para que la habitación se caliente hasta un nivel confortable. Estos son problemas que pertenecen al pasado gracias a la tecnología de los calefactores infrarrojos. Como guinda del pastel, otra de las ventajas de los calefactores infrarrojos es su muy fácil instalación.

Una calefacción dirigida y eficiente con calefactores infrarrojos

El funcionamiento de los calefactores por infrarrojos es completamente diferente del principio de los convectores convencionales. El radiador convector calienta el aire de la habitación, que luego se eleva hacia el techo antes de ir ocupando por completo el espacio total, motivo por el cual tarda mucho tiempo en calentar adecuadamente toda la habitación. Puede que cuando finalmente esté lo suficientemente caliente, ya no se necesite utilizar la habitación, lo cual puede resultar frustrante y desde luego, poco eficiente. Los calefactores por infrarrojos, por otro lado, emiten rayos infrarrojos que alcanzan directamente a los cuerpos sólidos, como las personas y las paredes, y los calientan inmediatamente. Asimismo, no es necesario esperar un tiempo para que este efecto se produzca: las personas presentes en la habitación reciben directamente el calor deseado tan pronto como se enciende el aparato. Se trata de una característica muy conveniente y que aporta un elevado grado de confort durante los meses más fríos del año.

Las ventajas de este tipo de calefactores son particularmente obvias en el cuarto de baño y durante los prolongados meses de invierno: el usuario entra al cuarto de baño frío por la mañana, enciende el calefactor por infrarrojos y disfruta de la temperatura ideal sin verse obligado a esperar mucho tiempo. Otras áreas típicas de aplicación de los calefactores infrarrojos son la cocina, los rincones de lectura en las salas de estar y las habitaciones sin calefacción centralizada. En todos estos espacios, conseguir la temperatura ideal de manera inmediata es posible gracias a la tecnología de calefacción por infrarrojos. De esta forma, se promueve un uso eficaz de la energía, al mismo tiempo que se garantiza la comodidad al máximo y se ajusta el producto a las necesidades del usuario.

Costes de un calefactor por infrarrojos: muchas ventajas y pocas desventajas

Algunas personas afirman que los costes operativos de los calefactores por infrarrojos son más elevados, pero esto solo es cierto si se utilizan para calentar de forma continua grandes espacios o habitaciones, lo cual no sería un uso correcto de este tipo de dispositivos. En muchas otras circunstancias o tipos de uso, los usuarios de calefactores por infrarrojos acaban más bien ahorrando costes. El motivo por el cual se produce este ahorro es muy sencillo de explicar: es mucho menos costoso calentar rápidamente habitaciones que se usan ocasionalmente, como el baño, con un calefactor infrarrojo. La persona simplemente enciende el panel calefactor cuando está presente en el espacio y lo apaga cuando ya no necesita que el mismo esté caliente, mientras que por otra parte un convector requiere de una fase de calentamiento previo y debe permanecer encendido si el usuario planea regresar a la habitación. El calefactor por infrarrojos también es una excelente opción para habitaciones con techos altos. Un convector tarda más tiempo en calentar este tipo de habitaciones porque el aire caliente tiene que subir primero hacia el techo antes de empezar a colmar el espacio de la habitación, mientras que los rayos infrarrojos actúan inmediatamente sobre las personas y objetos y son la mejor solución en estos casos. Por último, los calefactores por infrarrojos son más asequibles que los convectores convencionales, por lo que son la solución ideal para utilizar en habitaciones que no cuenten con un sistema de calefacción centralizado.

La guía del calefactor eléctrico de Klarstein ofrece una descripción más detallada de los distintos calentadores eléctricos disponibles y sus modos de funcionamiento.

Los innovadores modelos disponibles en la tienda también aumentan la eficiencia energética, una característica muy positiva para la salud del planeta y también para el bolsillo del usuario. Estos aparatos cuentan con termostatos, temporizadores semanales y función de apagado automático, entre otras funcionalidades. Además, son capaces de detectar cuando las ventanas de la habitación están abiertas y realizar los ajustes necesarios para optimizar su funcionamiento. Todos estos componentes garantizan un consumo de energía eficiente y económico. Por si fuera poco, los calefactores por infrarrojos de alta calidad se pueden integrar con un termostato y otras opciones, y crear de este modo una solución doméstica inteligente.

Existen numerosas razones para comprar calefactores infrarrojos

El funcionamiento particular de los calefactores por infrarrojos tiene otra ventaja que conviene destacar: a diferencia de los convectores, los calefactores infrarrojos no levantan el polvo, pues su funcionamiento no implica desplazamiento de corrientes de aire a través de la habitación. De este modo, estos aparatos minimizan la frecuencia con la que hay que limpiar las habitaciones, lo cual representa una ventaja en cuanto a comodidad, y por si esto no fuera suficiente, son altamente recomendables para las personas alérgicas, pues el polvo en suspensión es altamente perjudicial en estos casos. Además, estos innovadores calefactores son muy silenciosos y ocupan poco espacio, cualidades ambas que representan una gran ventaja, especialmente cuando se trata de habitaciones pequeñas. También hay que destacar la instalación rápida y sencilla: basta con fijar el panel calefactor a la pared y conectarlo a una toma de corriente, y en ningún caso es necesario contratar a instaladores ni pagar altos costos por la instalación.

Embellece tu sala de estar: calefactores infrarrojos con cuadros

En nuestra tienda de electrodomésticos, los clientes pueden comprar calefactores infrarrojos con una impresionante funcionalidad y un atractivo diseño. En caso de que la decoración sea un factor a tener en cuenta, lo más recomendable es adquirir un exclusivo calefactor con cuadro. Estos calefactores por infrarrojos se caracterizan por incluir en la parte frontal sofisticados motivos artísticos como, por ejemplo, el famoso cuadro «Noche estrellada» de Vincent van Gogh u otros gráficos modernos. De esta manera, se disimula la presencia del aparato y se consigue embellecer la habitación de forma discreta y funcional. Pero esta no es la única opción en cuanto a agregar el factor decoración en la ecuación: una alternativa muy interesante al calefactor por infrarrojos con cuadro es el calefactor con espejo, que como su nombre indica, puede funcionar a la vez en la habitación como calefactor y espejo. De esta forma, los invitados pueden mirarse al espejo distraídamente mientras se preguntan cómo es posible que la habitación mantenga una temperatura tan agradable sin un calefactor a la vista y en pleno invierno.

Hacia arriba