Un limpiabotas en casa

Limpiar botas era uno de los trabajos más populares a principios del siglo XX. Los limpiabotas podían encontrarse en cualquier calle o plaza de las grandes ciudades y mantenían siempre limpios los zapatos de los transeúntes. Hoy en día dicha labor la realizan dispositivos totalmente automáticos de los cuales podemos disponer en casa y que, en cuestión de segundos, pulen y abrillantan todo tipo de calzado.

Un solo botón y… ¡calzado impecable!

Las limpiabotas de Klarstein limpiarán y sacarán brillo a todo tipo de calzado, ya sea claro u oscuro. Cuentan con potentes cepillos giratorios para ofrecer un resultado fiable y profesional incluso con calzado muy sucio. Con estas máquinas para limpiar calzado de Klarstein, podrá pulir sus zapatos y botas sin necesidad de inclinarse o agacharse, tan solo accionándolo directamente con el pie. Coloque su pie bajo el cepillo giratorio y disfrute del resultado que le ofrecen los dispositivos Klarstein. Además, ya que estas máquinas le dejan las manos libres, podrá disfrutar de una taza de café o té mientras se pule su calzado.
Hacia arriba