Convectores

Bansin Smart 2500 Radiador eléctrico 2500W Control por aplicación
Bansin Smart 2500 Radiador eléctrico Calefactor convector Negro 2500 watt De instalación libre, De montaje en pared
144,99 €
Baltrum Flow Convector eléctrico 2000 W Aparato de pie Blanco
Baltrum Flow Convector Calefactor convector Blanco 2000 watt De instalación libre
149,99 €
Bornholm Convector de 2000 W, monitor LED, 2 niveles de potencia, en b
Bornholm Convector Blanco Calefactor convector 2000 watt
217,99 €
Baltrum Convector eléctrico 2000 W Aparato de pie Blanco
Baltrum Convector eléctrico Calefactor convector Blanco 2000 watt De instalación libre
175,99 €

Convectores Klarstein: diseño y practicidad para no temer al frío

Con el invierno a la vuelta de la esquina, ¿cree que necesita un equipo adicional para calentar las habitaciones de su hogar? Si quieres disfrutar de una temperatura agradable y uniforme, y al mismo tiempo mantener un alto estándar desde el punto de vista estético sin gastar demasiado y evitando trabajos de instalación complejos, un convector eléctrico Klarstein es una solución interesante desde varios puntos de vista.

Nuestras estufas eléctricas de bajo consumo, o convectores, transmiten el calor a través del aire a la estancia a calentar mediante el principio de convección, que por sus características es capaz de garantizar un calentamiento homogéneo de las estancias, con bajo consumo eléctrico y sin ruidos. A diferencia de lo que ocurre con un calefactor de aire tradicional. Los convectores eléctricos que encuentras en nuestra galería de productos se caracterizan por un diseño moderno y discreto, y gracias a los diferentes materiales y colores se adaptan fácilmente a diferentes estilos de mobiliario. Pero eso no es todo, algunos de nuestros modelos se pueden controlar de forma remota desde nuestra aplicación Klarstein Smart; esto significa que tendrá la máxima libertad para gestionar su funcionamiento incluso cuando no esté en casa.

¿Qué es un convector eléctrico y cómo funciona?

El convector es un calefactor eléctrico dotado de una resistencia en el interior que calienta el aire frío que entra por abajo y lo expulsa de forma localizada a través de un chorro de aire caliente por la parte superior. El convector, por tanto, aprovecha el movimiento natural del aire: es decir, el aire caliente que genera disminuye su densidad y, al ser más ligero, tiende a subir, mientras que el aire frío, más denso y pesado que el aire caliente, desciende y se introduce en el interior del convector.

Algunos modelos de convectores están equipados con un ventilador interno para acelerar el movimiento del aire caliente y distribuirlo más rápidamente, y el calor generado es controlado por un termostato. Cuando se utiliza un convector eléctrico, es aconsejable instalarlo al nivel del suelo en las paredes exteriores y debajo de las ventanas, ya que el movimiento del aire calentado contrarresta las corrientes de aire frío y minimiza la condensación.

Convectores: ventajas y desventajas

En la siguiente tabla, comparamos brevemente los principales pros y contras del uso de convectores eléctricos.

Pro Contra
Calientan el aire en una habitación de manera uniforme, utilizando el principio de convección. Si se instalan en habitaciones grandes pueden consumir mucha energía, por lo que solo se recomiendan en habitaciones pequeñas
Son más ligeros que los radiadores llenos de aceite y, por lo tanto, se pueden transportar más fácilmente de una habitación a otra. Tardan más en calentar la habitación si no tienen ventilador incorporado
Se pueden utilizar como sistema de calefacción adicional. Algunos modelos, especialmente los calentadores de panel, son relativamente caros de comprar.
Puede utilizar un ventilador de techo de muy baja velocidad para distribuir el calor de forma más rápida y uniforme. Los convectores con ventiladores internos pueden ser ruidosos
No se requiere ningún trabajo de instalación Al no tener una buena inercia térmica, cuando se apagan ya no se percibe el calor

¿Convector o calentador de ventilador?

Cada dispositivo tiene sus pros y sus contras. Un calefactor ventilador es un equipo que genera calor de forma inmediata, sencilla y económica, y su funcionamiento se basa en la forma en que se transmite el calor al ambiente, que se realiza a través de un ventilador incorporado internamente. Por lo general, es un dispositivo pequeño, por lo que es conveniente de usar en habitaciones más pequeñas, por ejemplo, el baño, y puede proporcionar calor de manera localizada, calentando solo el área necesaria. Por su principio de funcionamiento, tiende a eliminar el polvo del aire, causando problemas a personas sensibles, alérgicas y asmáticas.

En cambio, un convector eléctrico estándar utiliza la convección natural para hacer circular el movimiento del aire en una habitación a través de resistencias eléctricas, sin usar el ventilador. El proceso de calentamiento es más lento, pero no levanta polvo.

¿Dónde colocar un radiador convector?

Además del aspecto estético, la posición del convector es decisiva tanto para la optimización del rendimiento de calefacción como para la correcta elección de dimensiones y formato. Salvo que el aislamiento sea óptimo, por la presencia de doble o triple acristalamiento o si se trata de un edificio energéticamente eficiente, se recomienda colocarlo debajo o junto a una ventana, si la configuración del espacio lo permite, para atenuar la entrada de aire frío; una ventana representa entre el 5 y el 10% de la pérdida térmica. Las paredes que separan la casa del exterior, normalmente más frías, también son un buen lugar.

Si planea calentar una habitación que se usa regularmente con un convector, es recomendable instalar dos, ya que el calor se distribuye mejor y el confort térmico mejora significativamente. En este caso concreto, y teniendo en cuenta el secado del aire y el desequilibrio iónico que produce el calentamiento por convección, es recomendable disponer de un humidificador para conseguir el equilibrio higrométrico óptimo.

Aspectos a considerar antes de comprar un convector

  • Uno de los aspectos más importantes a considerar en un convector eléctrico es la seguridad. El consejo es siempre optar por modelos equipados con fusible de seguridad, en los que se puede evitar el sobrecalentamiento apagando el aparato hasta que se enfríe de nuevo para un uso normal.
  • Otra característica que contribuye a un funcionamiento seguro es la presencia de un interruptor de encendido iluminado. De esta manera sabrá si todavía está encendido o no cuando se vaya a dormir.
  • Una de las ventajas del convector es su portabilidad, gracias a la presencia de asas y ruedas. Asegúrate de que estos elementos estén fabricados con materiales de calidad, para evitar roturas accidentales que harán que el dispositivo 'cojee' y, como tal, sea más difícil de mover entre habitaciones. Si planea fijarlo a la pared, asegúrese de que el convector también venga con el soporte apropiado y los tornillos correspondientes.
  • El convector estará equipado con un termostato y un control remoto para ajustar el calor del elemento calefactor. Algunos de los modelos más avanzados que puede encontrar en nuestra tienda online, como el Bornholm Smart, se pueden controlar de forma remota no solo desde el mando a distancia, sino también fuera del hogar a través de la aplicación Klarstein.
  • Si le molesta el ruido, elija un modelo sin ventilador

La guía para comprar el mejor calefactor eléctrico de Klarstein ofrece más ayuda a la hora de adquirir un convector.

Hacia arriba