Heladeras


Encuentra tu heladera ideal

Hacer helado tu mismo no solo es genial, sino que además te ofrece la oportunidad de controlar los ingredientes y ajustar el helado a tus propios gustos y preferencias. Sobre todo, es importante contar con la heladera adecuada, de modo que se pueda producir la cantidad deseada de helado de la mejor forma posible. Para tomar la decisión correcta y encontrar la máquina de helado que mejor se adapte a tus necesidades, también debes distinguir entre las diferentes heladeras que existen en el mercado.

Con la correcta heladera podrás disfrutar del refrigerio perfecto en los días calurosos y una gran diversión en los cumpleaños de los niños, así como la agradable sensación de que siempre sabrás cuáles son los ingredientes utilizados para tu helado. Esto hace que sea muy fácil satisfacer las preferencias de sabor personales y controlar cualquier restricción en los alimentos, como intolerancia a la lactosa o alergias.

¿Qué tipos de máquinas de helado existen?

El término máquina de helado es, en primer lugar, un término genérico para varias máquinas y dispositivos. La mayoría de la gente tiene esta idea de la clásica maquina de helados en su mente. Un dispositivo en el que se vierten los distintos ingredientes y que posteriormente produce un helado con un resultado suave, cremoso y delicioso. Pero existen diferencias incluso entre las máquinas de helado. Las versiones más económicas solo cuentan con un solo mezclador y requieren compresas frías que deben enfriarse previamente, estas se insertan en la máquina y el líquido se agrega al bol. Al revolver en el tazón permanentemente frío, el helado se forma gradualmente hasta obtener la consistencia deseada.

Sin embargo, el helado a menudo adquiere una forma ligeramente cristalina, a diferencia de cuando se utiliza una heladera con compresor. Este funciona con su propio sistema de refrigeración y, por tanto, puede funcionar sin el uso de compresas frías. El helado resultante es mucho más cremoso y menos cristalino y es como el helado de una heladería. La tercera versión, sin embargo, no tiene nada que ver con el helado; Las máquinas que producen cubitos de hielo también se conocen como máquinas de hielo. Nuevamente, existen diferentes versiones que pueden producir de manera rápida y segura la cantidad deseada de cubitos de hielo a diferentes velocidades.

¿Cómo funciona una máquina para hacer helados?

Con las máquinas de hacer helados, podemos distinguir entre los dispositivos con y sin compresor. Veamos sus funciones en detalle:

  • Las heladoras sin compresor funcionan con sus propios recipientes de enfriamiento, que deben preenfriarse en el compartimento del congelador. El recipiente de enfriamiento se inserta en la máquina y luego se vierte la mezcla del helado. En este punto, solo se enciende el mezclador. Esto asegura que la mezcla permanezca en movimiento mientras se congela, lo que evita la formación de grandes trozos en la heladera. Quien quiera comprar una máquina de helados barata estará bien servido con esta versión.
  • Las heladeras con compresor tienen sus propios compresores de enfriamiento, lo que elimina la necesidad de preenfriamiento. El helado simplemente se vierte en la máquina para hacer helados y la máquina se enciende. Sobre todo, la ventaja radica en el enfriamiento mucho más lento de la mezcla del helado, haciéndola mucho más cremosa y suave. Además, puedes preparar y disfrutar de un helado rápidamente con esta versión.

¿Qué debo buscar al comprar una heladera?

Al comprar una heladera con compresor, debes prestar especial atención al rendimiento del compresor. Cuanto mayor sea la capacidad del compresor, más rápido se puede producir el helado. Otras características de la máquina para hacer helados a tener en cuenta incluyen el volumen del recipiente, ya que este volumen determina la cantidad de helado que puede producir la máquina. Cualquiera que quiera comprar una máquina de helados definitivamente se beneficiará de un delicioso helado o de cubitos de hielo hechos rápidamente.

Ahora cada vez que te apetezca un helado, solo tienes que llenar el recipiente de tu heladera, encenderla y esperar de 30 a 40 minutos para degustar tu manjar. Podrás dar rienda suelta a tu imaginación, ya sea para preparar el típico helado de vainilla, u otros de frutas del bosque o chocolate, porque nuestras heladeras harán tus antojos realidad. La única forma de estar seguro de la procedencia y calidad de los ingredientes utilizados es cuando tu mismo elaboras tus propios helados.

Más electrodomésticos Klarstein

Hacia arriba