¡Infórmate bien!

Guía de neveras para vino

¿Cómo se puede enfriar eficazmente el vino y sin perder la calidad del producto? Es una pregunta que se plantean tanto los consumidores de vino particulares como los propietarios de establecimientos gastronómicos. La respuesta es una nevera de vino que no sólo presente bien las botellas, sino que también tenga en cuenta los requisitos de conservación y refrigeración de diferentes tipos de vino. Klarstein dispone de una gran selección de neveras de vino y ofrece a cada consumidor el modelo perfecto.

- Diferentes zonas de refrigeración -

Vinsider 24D

Esta joya en forma de nevera de vino permite a los amantes del vino conservar hasta 24 botellas de diversos tipos de vino, ya que cuenta con 2 zonas de refrigeración. Los vinos blanco y tinto requieren diferentes temperaturas de conservación, por lo que atemperan perfectamente en este modelo. Esta nevera de vino no genera grandes costes energéticos al año, así que protege el bolsillo y el medioambiente a la vez.

B

Vinsider 24D Refrigerador de vinos vinoteca para 24 botellas de acero

599.99 €

Ver el producto

Vinamour 40D

Gracias a sus dos zonas de temperatura ajustables de forma individual, la Vinamour 40D ofrece una gran ventaja, y es que permite enfriar eficazmente y a la vez diferentes tipos de vino. Así, se pueden guardar en la nevera hasta 41 botellas. La parte superior, de 7 - 12 °C, es apta para los vinos blancos y la parte inferior, de 12 - 18 °C, está reservada para vinos tintos.

C

Vinamour 40D Nevera para vino 2 zonas 135 L 41 botellas

529.99 €

Ver el producto

- Nevera pequeña, pero compacta -

Reserva Piccola: 8 botellas

Esta nevera económica es perfecta para disfrutar del vino en privado. Compacta y elegante, la nevera ofrece espacio para 8 botellas de vino. Además del diseño, esta nevera convence por su pantalla táctil que permite regular fácilmente la temperatura entre 8 y 18 °C. La balda extraíble facilita la limpieza y además, la nevera para vino es muy silenciosa con una emisión de ruido de tan sólo 30 decibelios. Como característica particular, esta nevera para vino dispone de una puerta de cristal de doble aislamiento. De este modo, debilita los rayos ultravioleta impidiendo que alteren el aroma del vino.

B

Reserva Piccola Nevera para vino 8 botellas 20 litros LED negro

129.99 €

Ver el producto

Reserva Picola Clase B

Esta nevera es muy compacta, por lo que se integra de maravilla en cualquier hogar. Ofrece un total de 3 baldas para guardar hasta 8 botellas de vino a las que ilumina con una moderna luz interior. La pantalla táctil permite ajustar fácilmente la temperatura. Con sus 41 decibelios, es una nevera para vino bastante silenciosa. En tan sólo cuatro horas alcanza temperaturas de 8 a 18 °C en su interior.

B

Reserva Picola Nevera para vinos 8 botellas clase B

114.99 €

Ver el producto

- Ayuda al medio ambiente y a tu bolsillo -

Barolo Clase A

Con una clase de eficiencia energética A, este modelo cuida del medioambiente y de tu bolsillo. Las dimensiones compactas de la nevera permiten que se integre sin problema alguno en cualquier hogar y ofrece espacio suficiente para un total de 16 botellas de vino. La nevera para vino cuenta con una moderna retroiluminación y una pantalla de control táctil para regular la temperatura entre 8 y 18 °C. Este modelo dispone de una puerta de cristal de doble aislamiento que protege contra los rayos ultravioleta y unas patas de apoyo que evitan las vibraciones.

A

Barolo Nevera para vino 48 litros 16 botellas Clase A

159.99 €

Ver el producto

Vinovista

Este modelo convence por su clase de eficiencia energética A y sus 4 baldas, ofreciendo espacio suficiente para 12 botellas de vino. La temperatura en el interior se regula a través de la pantalla de control táctil, entre 10 y 18 °C. Los excelentes materiales aislantes y los ventiladores ocultos en la parte de atrás mantienen la temperatura estable y sin oscilaciones. Su baja emisión de ruido, de tan sólo 25 decibelios, corona la nevera como un modelo silencioso y lo hace perfecto para instalarlo en cualquier casa.

A

Vinovista Nevera para vino 12 botellas 33L Negro

279.99 €

Ver el producto

- Las silenciosas -

Vinamora 35 litros 12 botellas LED Táctil

Esta nevera para vino convence por sus dimensiones compactas y por su capacidad de hasta 12 botellas de vino. Gracias a su baja emisión de ruido, de tan solo 30 decibelios, este modelo de nevera para vino es perfecto para la sala de estar. Además, las baldas se extraen sin problema alguno, lo que facilita la limpieza. Con una temperatura de refrigeración entre 11 y 18 °C y una clase de eficiencia energética B, esta nevera para vino es considerada como un modelo respetuoso con el medioambiente.

B

Vinamora Nevera para vino 35 litros 12 botellas LED Táctil negra

129.99 €

Ver el producto

Reserva Saloon

Este modelo especial cuenta con un diseño individual y dos puertas de cristal de doble aislamiento que protegen las botellas de vino contra la luz. El silencioso funcionamiento de la nevera, de tan sólo 30 decibelios, permite colocarla en cualquier lugar de la casa.Gracias a la elegante retroiluminación, las botellas están siempre a la vista, expuestas de forma impecable.

D

Reserva Saloon Nevera para vino 12 botellas 40 litros Acero inoxidable LED

229.99 €

Ver el producto

- Para disfrutar del vino al máximo -

Vinsider 35D

La Vinsider 35D es perfecta para los amantes y coleccionistas de vino. Con espacio para 41 botellas, este modelo permite disfrutar del vino al máximo. Gracias a sus dos zonas de temperaturas diferentes, no presenta ninguna limitación y es capaz conservar al mismo tiempo vino blanco y tinto en sus respectivas zonas de temperatura que varían de 5 a 22 °C. Esta nevera para vinos es un artículo refinado que se adapta perfectamente en cualquier hogar o vinoteca.

C

Vinsider 35D Nevera para vino de instalación libre 128 L 41 botellas de vino 2 zonas

899.99 €

Ver el producto

Gran Reserva

¡La Gran Reserva es un gigante de las neveras de vino, pues ofrece espacio para 166 botellas! Este modelo es ideal para los establecimientos gastronómicos y apasionados coleccionistas de vino. Los vinos tintos y blancos se enfrían en dos espacios diferentes regulables entre 5 y 12 °C, así como 14 y 20 °C respectivamente. Su diseño elegante, retroiluminación y pantalla táctil hacen de este modelo un punto de atracción indiscutible.

B

Gran Reserva vinoteca 379 litros 166 botellas 2 zonas touch

1199.99 €

Ver el producto

Guía

Los grandes consumidores de vino saben que el valor de un buen vino no sólo se encuentra en la uva, sino también en su correcta conservación y presentación. Para que las costosas botellas estén en un entorno adecuado, hay que combinar el estilo con la tecnología. ¡Una nevera para vino es la solución perfecta a todos los problemas! Las neveras para vino de Klarstein no sólo son una gran atracción visual para el hogar o el establecimiento gastronómico, sino también una gran elección por sus diferentes funciones, que garantizan una conservación y disfrute del vino perfectos. A continuación se detallan los puntos que hay que tener en cuenta durante la conservación de las botellas y cuándo una nevera de vino es considerada como la solución perfecta:

1. Alternativa tecnológica a una bodega

Muchos de los amantes de vino se enfrentan al problema de cómo conservar correctamente este tesoro. Quien invierta en buena calidad, tendrá garantizada una correcta conservación. Entonces, ¿cómo hay que almacenar el vino? Para ello, se deben tener en cuenta los siguientes cuatro puntos: temperatura, humedad ambiental, agitaciones y rayos ultravioleta..

¿Por qué hay que tener en cuenta estos puntos? La conservación correcta no sólo frena el proceso de envejecimiento del vino, sino también garantiza que mantenga su aroma durante más tiempo o incluso madure. Una temperatura constante y la humedad óptima son un factor importante. Asimismo, se debe proteger el vino de las sacudidas y los rayos ultravioleta. Una bodega subterránea sería el entorno óptimo y natural para guardar las botellas, sin embargo, pocos son los apartamentos y casas que ofrecen un sótano adecuado y que realmente cumpla todos los requisitos. Variaciones de temperaturas, baja humedad, rayos ultravioleta que penetran por la ventana de la bodega... Son numerosas las razones por las que hay que recurrir a una alternativa tecnológica y, ¡una nevera para vino es la solución perfecta! Además de una opción atractiva estéticamente, la nevera para vino también es una buena opción para conservar el vino durante un largo periodo de tiempo. Por suerte, la tecnología de los últimos años ha mejorado de manera significativa las neveras para vinos y ha establecido unas condiciones de protección y de temperatura óptimas.

2. Tipos

Una nevera para vino no es simplemente una nevera para vino, incluso aquí hay diferentes tipos, cada uno con modelos y funciones distintas. Quien está pensando en comprarse una nevera para vino, deberá antes conocer qué tipo de productos hay. Por un lado, existen neveras climatizadas o de conservación de vino con una zona climática regulable que crea unas condiciones óptimas para la conservación duradera de vino. Además de ofrecer la ventilación y la humedad ambiental necesaria para cada caso, estos aparatos también evitan cualquier vibración. Si se opta por el modelo que tiene una zona de temperatura, al no ser la tecnología tan compleja, suele ser muy económico. Por otro lado, quien quiere conservar diferentes tipos de vino en temperaturas distintas debe optar por una nevera con por lo menos dos zonas de temperatura. Así, en una zona se puede guardar vino blanco y en la otra, tinto. La desventaja de este tipo de nevera es que sólo es adecuada para una conservación breve, lo que significa que hay que el vino ha de consumirse en el corto plazo. La gran ventaja es que las diferentes zonas de temperatura aseguran la temperatura ideal para el consumo. Así, se puede disfrutar directamente del vino.

3. Criterios de compra

Esta fruta dulzona cuenta con muchos admiradores: ya sea en una comida agradable con los amigos o en una cena romántica con la pareja, el vino siempre está presente. Quien está dispuesto a pagar por las preciadas uvas, se preocupa también por su correcta conservación en la nevera para vinos correcta. Los puntos importantes que hay que tener en mente son las zonas de temperatura, el consumo de energía o la humedad ambiental. A continuación, se puede encontrar un resumen sobre qué criterios hay que considerar a la hora de comprar una nevera de vino:

3.1. Tamaño

Quien quiere adquirir una nevera de vino debe primero pensar en el tamaño para encontrar el modelo ideal. ¿Dónde colocar la nevera y cómo de grande tiene que ser? ¿Cuántas botellas tienen que caber? ¿Hay espacio para una vinoteca estrecha y alta o para una pequeña y ancha? Quien tiene claras todas esas preguntas puede elegir entre un modelo empotrable o uno independiente. Si, por ejemplo, alguien quiere poner la nevera de vino en un armario de cocina deberá optar por la primera opción. Una de las ventajas es que es compacta y el vino está cerca. La desventaja es que tiene espacio limitado y sólo puede conservar 20 botellas de vino como máximo. A la hora de comprar, también hay que fijarse en que lado se encuentra la bisagra, derecha o izquierda, o si ésta se fija en cualquiera de los dos lados. Las neveras de vino empotrables son muy recomendables, ya que permiten disfrutar de una vinoteca incluso en los hogares más pequeños. Una nevera de vino independiente permite almacenar más cantidad de botellas y no sólo integrarse bien en cualquier rincón de la casa, sino convertirse en un centro de atención. Quien tiene espacio suficiente también puede beneficiarse de las ventajas del modelo independiente. Así, tanto los establecimientos gastronómicos como amantes de vino independientes pueden guardar hasta 200 botellas de vino. Según el lugar de ubicación, existen un gran número de modelos a elegir. Ya sea para 20 o 99 botellas, hay un modelo ideal para cada situación.

3.2. Diseño / Interior / Distribución

Cuando ya se sabe cuáles son las dimensiones (longitud y anchura) y la cantidad de botellas que se quiere conservar, el siguiente paso es el diseño. Una nevera para vino tiene que garantizar las condiciones útiles importantes como la temperatura o un consumo bajo de energía, pero no hay que olvidarse de la primera impresión. Una vinoteca a menudo es un gancho visual, pues no sólo resalta las elegantes botellas, sino el apartamento entero gracias a la luz de presentación o a la retroalimentación. La parte exterior es la que se encarga de la primera impresión. Ésta puede ser sencilla, elegante o incluso robusta. Para las neveras de vino destinadas a estar en un sótano o trastero basta con un diseño sencillo. Además del exterior, también hay que fijarse en el interior. El revestimiento tiene que ser de plástico o de acero inoxidable y es muy importante que el material sea fácil de limpiar. Una nevera negra con puerta de cristal y una bonita iluminación interior da una buena impresión. Otro criterio son las baldas. ¿Cuántas baldas se necesitan? ¿Son extraíbles para facilitar la limpieza? ¿Se conservarán las botellas en posición horizontal o vertical? Según las necesidades, hay que tomar en consideración el diseño, las partes exteriores e interiores, así como la distribución antes de dar con el modelo correcto.

3.3. Temperatura

Para disfrutar al máximo de un vino no basta sólo con comprar un buen vino, ya que éste continúa su proceso de evolución estando en la botella y solamente alcanza el punto adecuado con la temperatura correcta. Ya sea un coleccionista de vino, un hotelero o un consumidor de vino independiente, todos se enfrentan al reto de hacerlo bien. Antes de realizar la compra hay que preguntarse si uno quiere tomar el vino a una temperatura de consumo siempre perfecta o si prefiere guardarlo durante un periodo largo de tiempo para que éste madure durante años. Si se trata de la primera opción, hay que saber que la temperatura de consumo varía según el tipo de vino. Un buen vino blanco es perfecto para acompañar en verano una comida ligera y no una comida fuerte. Los vinos blancos tienen una regla: cuanto más seco es el vino, más alta tiene que ser la temperatura de consumo. La temperatura ideal en estos casos es de 11 °C a 14 °C. Quien quiere que su vino blanco madure durante más tiempo tiene que simular, si es posible, las estaciones del año. Temperaturas ligeramente altas en verano (aprox. 8 °C) y más bajas en invierno (aprox. 6 °C). Para estas situaciones se suele poner una bodega como ejemplo. También la humedad ambiental tiene que ser alta para garantizar su calidad cada vez mayor. Los vinos rosados no son aptos para una conservación duradera. Este tipo de vino tiene que consumirse poco después de ser comprado y no puede guardarse más de dos años. La calidad no mejora tras un año de conservación. Una vez abierta la botella, hay que terminarla el mismo día. La temperatura de conservación se asemeja a la de vino blanco, aunque la ideal es un poco más baja, entre 7 °C y 12 °C. También se debe mencionar que antes de abrir la botella, hay que temperar el vino entre 5 y 8 °C. El vino tinto requiere otras temperaturas de consumo que ascienden a 15 °C y 18 °C. La temperatura correcta es de 20 °C, la cual es claramente más alta que en otros tipos de vino, ya que de lo contrario, no despliega el aroma completo. Al igual que con vinos blancos, también hay que tener en cuenta el cambio de temperatura para que conserve su aroma. Quien conserva el vino a temperaturas frías, debe esperar hasta que éste se caliente lentamente para no perjudicar su calidad. Por ello, algunas neveras para vinos ofrecen la función de calentamiento lento. Quien quiere presumir de un buen vino tinto en una comida debe antes dejarlo reposar abierto a temperatura de ambiente (aprox. 30 mins). Generalmente, el vino tinto es el que mejor sirve para una conservación larga, ya que el vino blanco sólo madura durante unos cuantos años. Quien sólo quiere guardar el vino tinto durante varios años o tener el vino blanco en casa a una temperatura óptima deberá elegir una nevera para vino con dos zonas de temperatura. Quien trabaja en el ámbito de la gastronomía tiene que pensar que no basta con sólo 2 zonas para poder ofrecer cava o champán a temperatura de consumo correcta. En cualquier caso, siempre hay que fijarse en una temperatura constante que corresponda a la estación del año. Si la temperatura varía diariamente, puede perjudicar a la calidad del vino.

3.4. Humedad ambiental

La humedad ambiental perfecta para conservar el vino no sólo se encuentra en bodegas, las neveras para vino también la pueden simular. Quien quiere dejar su vino madurar debe asegurar una humedad ambiental de 75 a 85%. Es muy importante sobre todo para las botellas de vino con un corcho auténtico, ya que si la humedad ambiental es muy baja, éste puede salirse y dejar entrar el aire estropeando así el vino. Este punto es de vital importancia solamente para los corchos naturales, aunque actualmente ya no se utilizan muchos corchos de este tipo. La ventilación también juega un papel fundamental. A menudo, es muy fácil mejorarla con un simple filtro de carbón activado. De este modo se elimina cualquier olor en el aire sin perjudicar el sabor de vino.

3.5. Agitaciones

¡Un vino no sólo debe conservarse a una temperatura correcta, sino también necesita tranquilidad! A la hora de comprar una vinoteca, hay que fijarse en sus patas de apoyo ajustables para asegurar una colocación segura y evitar que el aparato se mueva. La razón para ello es que cualquier sacudida influye negativamente en el proceso de maduración. Incluso la unidad de refrigeración junto con la unidad de compresión deberían de funcionar silenciosamente para causar el mínimo número de vibraciones posible.

3.6. Luz

Antes de la compra de una nevera de vino también hay que fijarse en la exposición a la luz, ya que cuando un vino está expuesto durante mucho tiempo a la luz empieza a perder su calidad. Los rayos solares (luz ultravioleta) influyen negativamente en el aroma del vino. Una puerta de cristal bien aislada con un filtro de rayos ultravioleta protege contra estos rayos. La iluminación interior de las neveras de vino es inofensiva, ya que la luz LED no irradia rayos ultravioleta. Si alguien quiere conservar el vino durante años deberá renunciar completamente a la luz incluso siendo ésta luz artística. Por lo demás, no hay nada en contra de un excelente diseño con una bonita iluminación.

3.7. Ruido

El ruido que emiten las neveras de vino se calculan en decibelios empleando la mayoría de las veces la técnica de compresión. Una refrigeración continua causa ruidos inevitables. Si alguien tiene pensado poner la vinoteca en una sala donde reina el silencio como, por ejemplo, en una sala de estar o cocina, debe fijarse en que la emision de decibelios sea baja, que debería ser de un máximo de 40 dB. Quien quiere poner la nevera para vino en el sótano o trastero no necesita tener en cuenta esta información.

3.8. Energía

El factor económico también juega un importantísimo papel a la hora de encontrar el modelo correcto. No sólo hablamos del coste de adquisición, sino también de los gastos que genera una nevera de vino. Los dos puntos esenciales aquí son el consumo y la eficiencia energética. Para hacerse una mejor idea de la eficiencia de diferentes modelos, existen unas características exactas de qué consumo energético hay que esperar. La clasificación está dividida en 10 tipos. Los aparatos con la eficacia más alta disponen de una distinción A+++ y la clase de eficacia más baja está marcada con la letra G. Cuanto más baja es la eficiencia, más baja es la distinción. Además de la marca con la flecha negra, la etiqueta también muestra cual es el consumo energético anual en kWh, cuantas botellas caben en la nevera y cual es la emisión de ruido. ¿Cuántos gastos generaría al año? Es muy fácil calcularlo multiplicando el precio actual de la electricidad del proveedor por los kWh indicados en la etiqueta. Siempre hay que establecerlo en relación con las funciones y el tamaño que ofrece cada nevera. Cuanto más grande es, más gastos genera, incluso si el modelo tiene una buena clasificación. También hay que tener en cuenta la ubicación, pues un entorno frío como un sótano influye positivamente en el rendimiento de la vinoteca. No hay que olvidar que es mejor pagar más dinero por un modelo de consumo bajo y ahorrar posteriormente en todos los gastos que éste genere a lo largo del año.

3.9. Funciones adicionales

Según el modelo, se pueden encontrar diferentes funciones que le serán muy prácticas a más de uno. Por ejemplo, las familias pueden beneficiarse de un seguro para niños gracias al cual el alcohol estará fuera de su alcance y la vinoteca, protegida. Una función semejante puede ir en forma de un bloqueo de botones. Otra función interesante es la alarma de temperatura que será de gran ayuda para los consumidores que se decantan tanto por el vino tinto como por el blanco. Funciona principalmente cuando la nevera de vino dispone de dos zonas de temperatura y hay que elegir la temperatura óptima para cada tipo de vino. Y si el indicador de temperatura es digital, ¡muchísimo mejor!

4. Resumen

El vino tiene carácter, eso lo sabe todo el mundo. Quien se fija en la calidad también debe tener en cuenta la conservación. Como conclusión, podemos afirmar que hay que fijarse en muchos criterios a la hora de adquirir una nevera para vino. Antes de emprender la búsqueda del modelo correcto, uno tiene que responder a las siguientes preguntas:

4.1. Ubicación y tamaño:

- ¿Dónde irá la nevera y cuántas botellas tienen que caber?
- ¿Tiene que ser un modelo empotrable o independiente?

4.2. Periodo de conservación:

- ¿Quieres conservar el vino durante un largo periodo de tiempo o consumirlo en breve con una temperatura de consumo óptima?

4.3. Elección del modelo:

- ¿Es suficiente una nevera de vino con una zona de temperatura o es mejor que tenga dos? Depende de los tipos de vino que uno quiere conservar.
- ¿El modelo permite conservar correctamente el vino sin que su calidad se vea perjudicada por los rayos ultravioleta o agitaciones? ¿La temperatura y la humedad ambiental se ajustan perfectamente?
- ¿Son necesarias otras funciones adicionales como sistema de antivibración, protección contra niños o iluminación interior?
- ¿Es importante el diseño para el lugar de ubicación?

4.4. Gastos:

- ¿Cuál es el precio máximo que debe costar la nevera de vino y cuáles son los gastos máximos anuales que debe generar según la clasificación energética?

¡Tras una buena información ya se puede emprender la búsqueda de la nevera para vinos perfecta!

Hacia arriba