Placas de cocina

Descubre las placas de cocina Klarstein

La buena cocina no solo requiere de talento: hasta los chefs más reputados necesitan contar con el equipo adecuado para desplegar toda su habilidad artística y culinaria. La calidad de las herramientas es muy importante, y esto es especialmente cierto cuando se trata de la placa de cocina, un elemento fundamental para conseguir buenos resultados. Para elegir la placa de cocina ideal, que es la verdadera protagonista, debes tomar en cuenta varios aspectos, desde los costos eléctricos que tendrás que asumir, hasta la potencia de la placa que quieres adquirir. La tecnología ha dado grandes pasos en los últimos años, y hoy puedes optar por soluciones de vanguardia que facilitan mucho la vida a quienes pasan mucho tiempo frente a la cocina. Como alternativa a las placas de cocina de gas tradicionales, que todavía se utilizan mucho en la mayoría de las cocinas, y a las placas vitrocerámica, el uso de las placas de inducción se está volviendo cada vez más popular. Las placas de inducción revolucionan por completo la forma de cocinar de las personas, gracias a una tecnología innovadora que garantiza una distribución uniforme del calor. Son muchas las variables a tener en cuenta, y si quieres elegir la placa de cocina más adecuada, también debes considerar cuántas personas acabarán usándola y el espacio disponible para ella.

¿Buscas una placa de cocina de gas, una placa de inducción o una placa vitrocerámica? En Klarstein encontrarás una amplia gama de modelos diseñados para satisfacer tus necesidades diarias, ideadas con especial atención al diseño, para integrarse elegante y discretamente en tu cocina. A continuación, encontrarás información que te ayudará a tomar la decisión correcta sobre qué placa de cocina elegir.

Placa de cocina de gas: el electrodoméstico tradicional

Las placas de cocina de gas siguen siendo las placas más comunes en la mayoría de las cocinas españolas, así como probablemente sigue siendo la elección de los cocineros más tradicionalistas. En comparación con el resto de opciones, es la solución más económica, tanto en precio de compra como en consumo, ya que el gas es el combustible más económico. Las placas de gas de 4 fuegos son un estándar para una cocina normal, pero para familias numerosas, es más recomendable optar por placas de 5 fuegos con diferentes tamaños y potencias; son convenientes cuando te encuentras cocinando varios platos al mismo tiempo y no quieres quedarte sin ollas. En cuanto a materiales, la mayoría de modelos están fabricados en acero inoxidable o acero esmaltado, que es resistente y fácil de limpiar. El vidrio templado también es una opción, mientras que las rejillas sobre las que se colocan las cacerolas pueden ser de hierro fundido o de metal.

Una de las principales ventajas de las placas de gas, además de su coste, es la versatilidad, ya que se pueden utilizar con todo tipo de ollas y sartenes. Por otro lado, el gas como fuente de energía requiere un mayor cuidado e implica mayores riesgos. Aunque la válvula de seguridad es teóricamente capaz de detectar y bloquear fugas de gas no deseadas, cuando hay niños en la casa, siempre es mejor mantener el grifo del gas cerrado cuando la encimera no está en uso. Además, la posibilidad de controlar el calor se reduce, en comparación con las placas vitrocerámica y las placas de inducción. Además, cuando llega el momento de limpiar la placa de cocina, puede resultar difícil eliminar la suciedad y las incrustaciones de las rejillas. Al elegir una placa de cocina de gas, también debes considerar su mayor impacto ambiental: el dióxido de carbono se libera de la combustión del gas.

¿Cuándo instalar una placa vitrocerámica?

Las placas vitrocerámica son relativamente poco comunes y en la mayoría de los casos son un poco más caras que las placas de cocina de gas. El principio de funcionamiento es el mismo que el de ollas eléctricas o secadores de pelo, y se basa en un elemento calefactor por el que circula la electricidad que hace que se caliente y transmita el calor a la placa vitrocerámica. Algunas placas de cocina que puedes encontrar en el mercado, utilizan lámparas halógenas. Aquí la eficiencia energética se reduce ya que cuando la vitrocerámica está en funcionamiento hay una considerable dispersión de calor, la mayor parte del cual acaba calentando la propia placa vitrocerámica, y no los alimentos.

Dados estos inconvenientes, es legítimo preguntarse por qué las placas vitrocerámicas son tan populares. La respuesta es simple: es una solución eficiente cuando tu cocina no está conectada a la red de distribución de gas. También ofrece ventajas adicionales; No hay nada más fácil que limpiar una cocina vitrocerámica, ya que solo necesitas un paño. La encimera de una cocina vitrocerámica es bastante sólida, soporta fácilmente temperaturas y pesos variables, lo que proporciona un alto grado de seguridad contra el riesgo de que las ollas vuelquen accidentalmente. Sin embargo, un inconveniente común es el sobrecalentamiento del área que rodea la olla, especialmente cuando se opera a altas temperaturas. También debe recordarse que para un rendimiento óptimo, las ollas y sartenes que use para cocinar deben tener un fondo perfectamente plano. El Klarstein podrás encontrar cocinas de vitrocerámica de diferentes tipos: portátiles, empotradas y de diseño, como la moderna vitrocerámica blanca.

Vitroceramica inducción: para una cocina sostenible

La vitrocerámica inducción es la nueva sensación en muchas cocinas a nivel mundial, ya que ofrecen la tecnología más avanzada y un perfecto control sobre el proceso de cocción. Representan la última evolución a la hora de cocinar, ya que te permite cocinar alimentos sin fuego ni placas al rojo vivo. Una vitrocerámica inducción también utiliza energía eléctrica, pero en este caso, una bobina ubicada debajo de la placa genera un campo magnético, que se puede ajustar con extrema precisión. De esta forma, el calor se transmite directamente al fondo metálico de la sartén, sin generar ninguna pérdida de calor. Por este motivo, el rendimiento de una placa de inducción es muy superior al de cualquier placa vitrocerámica o de gas: para tener una idea, solo se necesitan tres minutos para hervir un litro de agua. También debe tenerse en cuenta que la potencia extrema de la placa de inducción no implica ningún riesgo de sobrecalentamiento.

Con un diseño moderno, fácil de limpiar y capaz de cocinar los alimentos de manera uniforme, beneficiándose de una distribución uniforme del calor, las placas de inducción están ganando popularidad y se establecen como una tecnología de vanguardia y ambientalmente sostenibles sin prácticamente ninguna desventaja. Lo único a tener en cuenta, además del precio más elevado en comparación con otros tipos de placas de cocina, es la necesidad de utilizar ollas especiales, con fondo plano y propiedades magnéticas especiales. Para comprobar si una sartén se puede utilizar en una vitrocerámica inducción, simplemente pruébela con un imán. Si el imán se pega, la sartén se puede utilizar en una placa de inducción sin ningún problema.

Con placas de inducción, cocina a fuego lento y fríe donde quieras

El placer de cocinar en cualquier momento y lugar es posible con la placa de inducción compacta y conveniente de Klarstein. La única condición y requisito básico es una toma de corriente. Del resto, eres completamente independiente con respecto a la ubicación de tus experimentos culinarios. Nuestra vitroceramica inducción portátil se pueden instalar fácilmente en el balcón o la terraza. También puedes configurarlos para cocinar o freír deliciosos platos en el garaje de su fiesta o en un campamento sin ningún problema.

Placas de inducción con función de temporizador para una mayor independencia de cocción

Una ventaja particular que ofrece el VariCook XL de Klarstein, por ejemplo, es la posibilidad de cocinar con la función de temporizador. La temperatura deseada se puede vincular fácilmente con el tiempo de funcionamiento deseado. Una vez transcurrido el tiempo de cocción programado, la placa se apaga automáticamente. Mientras su comida hierve a fuego lento frente a ti, puedes ocuparte de otras tareas o tal vez preparar un delicioso postre para después de su comida.

Descubre más electrodomésticos

Hacia arriba