Lavavajillas de Klarstein: un ayudante compacto para tu cocina

¿Quién renunciaría al clásico lavavajillas empotrado, si solo hubiera un poco más de espacio en la cocina? Sin embargo, cuando tienes que lidiar con una cocina de tamaño pequeño, los lavavajillas de mesa compactos son una gran alternativa, ya que son el modelo más pequeño disponible en el mercado. ¿También estás luchando con una cocina con espacios limitados, pero no quiere renunciar a las ventajas de un lavavajillas? En este caso, puede confiar en los lavavajillas compactos de Klarstein. Nuestros modelos están disponibles como mini lavavajillas, de sobremesa e independientes y, gracias a su pequeño tamaño, puedes usarlos tambuén como un lavavajillas portatil

Echa un vistazo a nuestra galería de productos y déjate inspirar por nuestra selección de lavavajillas compactos, diseñados para las necesidades de las familias pequeñas modernas. Con su atractivo diseño, reducidas dimensiones y un rendimiento excepcional, nuestros mini lavavajillas encuentran su lugar en las cocinas más pequeñas, asegurando una limpieza a fondo de su vajilla y un consumo reducido gracias a su alta eficiencia energética. Sigue leyendo para conocer las características a tener en cuenta antes de comprar, y una vez que entiendas lo que necesitas, compra fácilmente online, aprovechando nuestras ofertas, sin gastos de envío y con posibilidad de devolución en 60 días.

¿Por qué elegir un lavavajillas pequeño?

Al igual que con los hornos y mini hornos, surge la pregunta: ¿por qué comprar un mini lavavajillas cuando hay lavavajillas de tamaño estándar disponibles en el mercado? Empecemos por un hecho: la sociedad actual es diferente a la de hace unas décadas. El número de solteros y parejas sin hijos definitivamente está aumentando, y cada vez hay menos familias. Además, los hogares son cada vez más pequeños y las cocinas básicas están reemplazando cada vez más a las cocinas tradicionales. Es decir: el espacio del que disponemos es limitado, el diseño de nuestras viviendas ha cambiado y las necesidades de solteros y parejas no son las mismas que las de las familias numerosas. Los lavavajillas pequeños son, en cierto sentido, hijos de nuestro tiempo y son perfectos para:

  • Cocinas pequeñas
  • Pisos en alquiler, porque no requieren obras de instalación ni costos adicionales
  • Hogares de una persona
  • Parejas jóvenes, familias pequeñas y estudiantes
  • Cocinas no diseñadas para la instalación de un lavavajillas
  • Casas móviles y caravanas

Optar por un lavaplatos pequeño también significa no perder tiempo en las tareas del hogar, que siempre resultan fatigosas y aburridas. Contrariamente a la creencia popular, el uso de este pequeño electrodoméstico básico requiere menos agua que lavar los platos a mano. Además, algunos modelos pueden desinfectar lo que entra en el compartimento del lavavajillas, lo que no es el caso de los sistemas de lavado tradicionales.

¿Cómo funciona un lavavajillas compacto?

Los mini lavavajillas modernos funcionan exactamente de la misma manera que un lavavajillas integrado tradicional. También en este caso, hay un motor eléctrico que, aunque de menor potencia que los lavavajillas estándar, acciona una bomba de agua que pone en movimiento el cesto y las cuchillas.

El chorro de agua que sale de las boquillas y el jabón disuelto en él hacen el resto. Toda la suciedad acumulada durante el proceso de lavado se transporta a un tubo y luego se expulsa de la máquina. En este punto hay que aclarar dos cosas: en primer lugar, el lavavajillas compacto, aunque sea una versión mini, puede utilizar agua caliente si es necesario, ya que en el interior del aparato hay resistencias eléctricas que permiten que el agua alcance temperaturas entre 55 °C y 65 °C.

En segundo lugar, cabe señalar que la cesta y las cuchillas siempre se mueven muy lentamente para no dañar la vajilla y los platos y vasos especialmente delicados se pueden lavar en un compartimento separado, que se mueve incluso más lentamente que las otras cestas.

Nuestra selección de mini lavavajillas

Elegir un mini lavavajillas puede no ser fácil, especialmente si no eres un experto en el tema. Hay tantas opciones en el mercado y no siempre es fácil encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades. Entonces, ¿cuáles son los principales tipos de lavavajillas que ofrece Klarstein?

Comencemos con los lavavajillas de mesa. También nos referimos a estos mini lavavajillas como lavavajillas independientes o lavavajillas portátiles. Esta variante es, con mucho, la más simple y es adecuada para quienes lavan solo unos pocos platos a la vez, esporádicamente y no necesariamente en casa. Se puede colocar fácilmente en el piso o en la encimera de la cocina, según su preferencia, y generalmente tiene un diseño atractivo, para combinar con otros electrodomésticos y muebles.

Algunos de nuestros mini lavavajillas se pueden colocar directamente debajo del fregadero. Le permiten ahorrar un espacio precioso, ya que simplemente se conectan a los desagües del fregadero y encajan perfectamente en una unidad de pared de tamaño pequeño a mediano, lo que le permite aprovechar al máximo los espacios tradicionalmente muertos en la cocina. Luego está el mini lavavajillas incorporado. También en este caso se trata de un aparato ultracompacto, que se puede instalar en cualquier mueble de cocina.

Además del método de instalación, nuestros mini lavavajillas también se pueden clasificar según el número de cubiertos que aceptan. Cada vajilla consta de un plato plano y un plato hondo, un vaso, una cubertería de cada tipo, un platillo y una taza de café. Si desea basar su elección en la cantidad de asientos, considere variables como la cantidad de personas y la cantidad de comidas que se consumen regularmente en casa. El consejo es elegir los modelos más grandes solo si tiene la costumbre de cocinar platos particularmente complejos que requieren el uso de múltiples ollas y sartenes. De lo contrario, un lavavajillas para 4 cubiertos es, con mucho, la mejor opción para una familia pequeña.

Elegir un lavaplatos pequeño: aspectos a tener en cuenta

  • Dimensiones: Un lavavajillas compacto es un lavavajillas compacto porque es pequeño. Esto significa que estos electrodomésticos pueden limpiar un máximo de 4, 6, 8 o 10 cubiertos. Las dimensiones de estas máquinas suelen ser de 55 cm de ancho, 50 cm de profundidad y 40/45 cm de alto. Ocupan aproximadamente el mismo espacio que una freidora de aire grande; Antes de comprar, asegúrate de haber tomado las medidas correctas, no solo de la encimera, sino sobre todo de la distancia entre esta y los muebles altos circundantes.
  • Diseño: Nuestros mini lavavajillas se caracterizan por un diseño sencillo pero agradable, decididamente moderno pero también adaptable a muebles más clásicos. Desde este punto de vista, te recomendamos que optes siempre por los modelos más sobrios y colores neutros, salvo que tu cocina esté decorada de forma que se amenice con pequeñas y vivas salpicaduras de color.
  • Consumo: Al comprar un lavavajillas, también debes considerar cuánto te costará hacerlo funcionar. El consejo es dar preferencia a los modelos con un consumo de energía clase "A" o superior y equipados con funcionalidad ECO, considerando también el consumo de agua: los mejores productos no requieren más de 7 litros por ciclo de lavado. Algunos modelos están equipados con sensores especiales que detectan el nivel de suciedad en los platos y ajustan el consumo de agua y electricidad en consecuencia. Por último, prestar atención al uso de programas especiales que requieran cierta cantidad de energía: aunque están disponibles, solo deben usarse cuando sea necesario, debido al alto consumo energético.
  • Numero de programas: No todos los platos se ensucian de la misma forma. Una cosa es lavar un plato en el que has colocado una rebanada de pizza y otra limpiar la sartén en la que cocinaste la lasaña en el horno. Precisamente por esta razón, incluso un mini lavavajillas debería ofrecer una selección de diferentes programas y funciones. Pero no solo estamos hablando de suciedad. Gracias a los paneles insonorizados y a los motores más modernos, las emisiones sonoras son bastante inferiores a las de los lavavajillas tradicionales, que pueden emitir hasta 70 decibelios, imposibilitando su uso por la noche o en presencia de niños muy pequeños. Otras funciones útiles son el inicio diferido o el indicador de adición de sal. Algunos lavavajillas pequeños también tienen cierre de seguridad y apagado automático.
  • Materiales: Hoy en día, los lavavajillas se fabrican utilizando solo acero inoxidable para el compartimento de lavado. Este material es muy resistente a las altas temperaturas, puede insonorizarse y no muestra signos de flacidez incluso después de varios lavados. Si pensamos que los lavavajillas de la vieja generación tenían interiores esmaltados y por tanto estaban siempre expuestos al riesgo de erosión y astillado, sin duda hemos dado un salto cualitativo. Cuidado con las carcasas internas de plástico: son muy comunes, pero no se recomiendan exactamente. Se puede desarrollar una cierta cantidad de calor en el interior durante el lavado. El PVC, al menos a altas temperaturas, libera sustancias nocivas para el cuerpo y el medio ambiente, como el bisfenol A (o BPA).
  • Conexiones: Ya sea grande o pequeño, un lavavajillas necesita tuberías que lleven el agua al aparato y actúen como desagüe. Antes de adquirir el aparato aquí considerado, es por tanto recomendable comprobar el tipo de conexiones que tienes en la casa y su ubicación exacta en la cocina, para no tener que realizar tediosas y costosas adaptaciones para la instalación.
Hacia arriba