Mini neveras

(68)

¿Qué mininevera es la adecuada para mí?

Llegar del sofá de inmediato para tomar una cerveza fría después del trabajo, los refrescos para el personal de la oficina o los medicamentos que tienen que conservarse fríos a toda costa: hay un montón de buenas razones para comprar una mininevera. No obstante, ¿qué electrodoméstico se adapta mejor a tus necesidades y a tu perspectiva individual? En última instancia, los distintos modelos tienen, en parte, grandes diferencias entre ellos.

A qué debes prestar atención si deseas comprar un minibar o una mininevera a bajo precio

Son prioritarios dos aspectos importantes:

  • ¿Para qué se necesita una nevera pequeña?
  • ¿Qué capacidad de almacenamiento debería tener?

Los electrodomésticos compactos actúan a menudo como prácticos minibares en, por ejemplo, oficinas, zonas de ventas o salas de conferencias. Las bebidas y los aperitivos pequeños se mantienen fríos y frescos de maravilla dentro de ellos, durante horas o incluso días, para que puedas ofrecérselos, sin dudarlo, a tus clientes, personal y socios empresariales. Si deseas comprar un minibar para fines comerciales, ten en cuenta que no solo debe ser funcional y eficiente en términos de energía, sino que también debe tener un buen aspecto. A fin de cuentas, ¡quieres causar una buena impresión! Una mininevera con puerta de vidrio resulta muy agradable y elegante. Gracias a su puerta transparente, el contenido es visible al instante para todos: esto te permite transmitir hospitalidad y formalidad. Un efecto secundario positivo: siempre puedes ver cuándo es necesario reponer los suministros de la nevera. Y hablando de reposición: la capacidad óptima de almacenamiento depende, por supuesto, de tus circunstancias individuales. En una empresa pequeña que tenga menos visitas de clientes, un modelo que tenga una capacidad de 24 litros seguramente sea suficiente. Si la mininevera está destinada a fines gastronómicos, por ejemplo, si se coloca en hoteles o en habitaciones de huéspedes, una capacidad de almacenamiento aún menor, de 17 litros, sería suficiente. Si la plantilla es más grande y existe un alto grado de interacción con clientes y con público en general, deberías optar por un modelo adecuadamente espacioso. No obstante, ¿qué pasa si buscas comprar una mininevera para tus propias cuatro paredes?

La mininevera para el hogar

Un solo hogar, que no cuente con una cantidad especialmente grande de provisiones, no necesita, generalmente, una nevera grande. Un electrodoméstico así consumiría demasiada energía, ya que apenas se usaría su capacidad. Por lo tanto, una nevera pequeña con un compartimento congelador resulta mucho más económica para un hogar de una sola persona. Esto es especialmente cierto si optas por una mininevera A +++, ya que dichos modelos te ofrecen la certeza de que su consumo de electricidad es gratamente bajo. Los electrodomésticos se colocan, generalmente, en la cocina de la casa. Si quieres ahorrarte el viaje desde el sofá hasta la cocina para tomarte la cerveza de la noche, también puedes colocar fácilmente la nevera pequeña arriba en tu sala de estar. Si compras una mininevera con un diseño retro, por ejemplo, te servirá también como reclamo extremadamente elegante. Con sus maravillosos colores y su entrañable encanto retro, será mucho más que un simple electrodoméstico y asombrará a tus invitados. Ten cuidado y elige un minibar que sea agradable y silencioso, de lo contrario te molestará cuando estés relajado y disfrutando de la televisión. Sin embargo, no te preocupes: las minineveras modernas A +++ ganan puntos debido a su nivel apenas perceptible de ruido de funcionamiento. Esto significa que también puedes ponerla en tu habitación si lo deseas.

Hacia arriba